Skip to: site menu | section menu | main content

Currently viewing: >
Currently viewing: Inicio
Currently viewing: <

Movimientos Sacádicos

Los sacádicos constituyen uno de los movimientos más característicos de los ojos.

Son movimientos fundamentalmente voluntarios y los utilizamos para dirigir la mirada a un objeto que nos llama la atención. Su objetivo no es otro que el de situar la imagen visual frente a la fóvea, que es la región de la retina que dispone de mayor agudeza visual.

Tras cada movimiento sacádico, los ojos permanecen relativamente quietos durante periodos de tiempo muy breves que se denominan fijaciones. El objetivo de los periodos de fijación es enfocar una zona concreta de la escena para percibir y asimilar la información visual que hay en ella.

En la lectura

Durante la lectura tenemos la impresión de que nuestros ojos avanzan de forma continua y uniforme a través de las lineas escritas. Sin embargo, desde hace ya más de un siglo se sabe que los ojos de los lectores avanzan a pequeños saltos, alternando movimientos sacadicos con periodos de fijación. Los periodos de fijación permiten al lector percibir el material escrito situado frente a la fóvea y los movimientos sacádicos lo trasladan al siguiente punto del texto para que pueda seguir decodificando y asmilando la información.

Las variaciones en la duración de las fijaciones, así como en la amplitud y dirección de los movimientos sacádicos durante la lectura no se deben a fluctuaciones arbitrarias, sino que reflejan características distintivas del texto y en consecuencia de los procesos cognitivos. Prueba de ello es que al aumentar la dificultad de la lectura disminuye la longitud de los saltos y aumenta en cambio la duración de las fijaciones. Igualmente, las palabras largas y desconocidas producen pausas mayores que las cortas y frecuentes(1,2).

Diversos trabajos apuntan a que en determinados niños disléxicos con síntomas asociados a la lectura, junto con el problema lingüístico existe una dificultad en la función sacádica (3,4,5,6). Son niños que al leer se saltan de línea, usan el dedo para poder leer sin perderse, realizan muchas regresiones, o tienen síntomas asociados a la lectura como dolor de cabeza o visión borrosa pese a no tener defectos de graduación o problemas binoculares.

Los optometristas desde hace tiempo estudiamos la función sacádica mediante un test diseñado por un optometrista, el Test DEM (7), en el que les hacemos leer números del 1 al 9 posicionados en vertical y horizontal. Si el niño presenta un problema en la función sacádica el niño dirá los números en vertical con rapidez y sin errores, sin embargo en la lectura horizontal el número de errores aumentará, se saltará de línea y/o ralentizará la velocidad.

Sobre el tratamiento de la función sacádica y la influencia en la lectura, cabe destacar los publicados por Fischer (8).

Bibliografía:

1. De Luca. M, Borrelli M, Judica A, Spinelli D, Zoccolotti P. Reading words and pseudowords: an eye movement study of developmental dyslexia. Brain Lang. 2002; 80:617-26.

2. Prado C, Dubois M, Valdois S. The eye movements of dyslexic children during reading and visual research: impact of the visual attention span. Vision Res. 2007;47:2521-30

3. Eden GF, Stein JF, Wood HM, Wood FB. Differences in eye movements and reading problemas in dyslexic and normal children. Vision Res.1994;34:1345-58

4. Fischer B, Biscaldi M, Otto P. Saccadic Eye movements of dyslexic adult subjects. Neuropsychologia. 1993;31:887-906.

5. Ram-Tsur R, Faust M, Caspi A, Gordon CR. Evidence for ocular motor deficits in developmental dyslexia: application of a double-step paradigm. Ivest Ophthalmol Vis Sci. 2006;47: 4401-09

6. Bucci MP, Kapoula Z. Binocular coordination of saccades in 7 years old children in single word reading and target fixation. Vision Re. 2006; 46:457-66

7. Garzia RP, Richman JE, Nicholson SB, Gaines CS. A new visual-verbal saccade test: the development eye movement test (DEM). J Am Optom Assoc. 1990 ;61:124-35

8. Fischer B, Hartnegg K. Effects of visual training on saccade control in dyslexia. Perception. 2000; 29:531-42.